Penfigoide ampolloso en atención primaria, no siempre se trata de urticaria

Ámbito del caso
Atención Primaria
Motivo de consulta
Placas maculo-papulosas, eritematosas, de predominio en tronco y extremidades, pruriginosas, sin afección de mucosas con progresión hacia la formación de flictenas
Historia Clínica
ANTECEDENTES PERSONALES: Diabetes mellitus tipo II, HTA, Deterioro cognitivo en estudio por posible Demencia con cuerpos de Lewy. Tratamiento: Nemantina 20, quetiapina 25, clonazepam 0.5, alprazolam 0.5 IQ: Colecistectomía, Histerectomía ENFERMEDAD ACTUAL: Paciente de 82 años que acude a consulta ante aparición de erupción pruriginosa en tronco y extremidades de 10 días de evolución EXPLORACIÓN FÍSICA: Erupción máculo-papulosa, de base eritematosa con ampollas en tronco y extremidades P. COMPLEMENTARIAS: Biopsia: Ampolla subepidérmica con infiltrado inflamatorio compuesto de linfocitos y eosinófilos con depósitos lineales de Ig G y C3. diagnostico final de penfigoide ampolloso JUICIO CLÍNICO: Penfigoide ampolloso D.DIFERENICAL: Pénfigo vulgar, pénfigo foliáceo, Penfigoide del embarazo, Impétigo, Epidermólisis distrófica ampollosa, Dermatitis artefacta, Eccema discoide, enfermedad por depósito lineal de Ig A, dermatitis herpetiforme, eritrodermia ictisioforme ampollar, Lupus eritematoso, epidermólisis bullosa adquirida TRATAMIENTO: Curas con septomida sobres, metilprednisolona 1% crema una aplicación al día y prednisona 30mg/24h en pauta descendente.
Conclusiones (y aportación para el Médico de Familia).
El pénfigo ampolloso pertenece a un grupo de enfermedades inflamatorias crónicas de naturaleza autoinmune que afectan a piel y/o mucosas y se caracterizan por la producción de anticuerpos contra la membrana basal produciendo ampollas subepidermicas, que histológicamente se sitúan en la unión dermo-epidérmica. Es la causa más frecuente de flictenas en ancianos. Suele comenzar como una erupción pruriginosa inespecífica que fácilmente se puede confundir inicialmente con eccema o urticaria, y que tras unas semanas o meses brotan las flictenas. Nuestra paciente fue diagnosticada inicialmente como una urticaria, y tratada con antihistamínicos sin mejoría, hasta la aparición de las ampollas. Cabe destacar también que se trata de una paciente anciana y diabética en la que se inicia un tratamiento con esteroides orales con posibilidad de descompensación glucémica. Las consultas dermatológicas son de elevada frecuencia en nuestra práctica diaria, y en muchas ocasiones de difícil interpretación, por ello El Médico de Familia debe apoyarse en la historia y exploración física, así como realizar un seguimiento evolutivo de las lesiones, siendo Atención Primaria, el nivel idóneo para ello.
Palabras clave
Urticaria, flictemas, ancianos

Autores de la comunicación

Rubén Luciano Vázquez Alarcón
Médico de Familia. Centro de Salud Vera. Almería

Sonia Pérez Gómez
Médico de Familia. Centro de Salud Vera. Almería

Nuria Eugenia García Plaza
Médico de Familia. Centro de Salud Vera. Almería.

Póster