Una caso de cefalea complicado: trombosis del seno cavernoso

Ámbito del caso
Urgencias hospitalarias atendidas por residentes de Medicina de Familia.
Motivos de consulta
Cefalea frontal de cuatro días de evolución que no cede con analgesia.
Historia clínica
Varón de 49 años, dislipémico sin otros factores de riesgo o antecedentes de interés. Acude al servicio de urgencias por presentar un cuadro de cefalea frontal de cuatro días de evolución que no cede con analgesia habitual. El paciente refiere cuadro catarral consistente en congestión nasal y rinorrea purulenta durante los días previos, con resolución parcial, sin fiebre ni otra clínica acompañante. Exploración anodina, salvo dolor a la percusión de región supraorbitaria derecha. Ante la sospecha de cefalea secundaria a rinosinusitis, se realiza radiografía de senos en proyección de Waters, apreciandose ocupación de los senos frontal y maxilar derechos. Se completa estudio con fibroscopia, donde se aprecia salida de moco purulento de meato medio derecho sin otras alteraciones. Habiendo cedido el dolor con analgesia y la ausencia de signos de alarma, se decide el alta domiciliaria con juicio clínico de rinosinusitis maxilar derecha, con tratamiento antibiótico, lavados nasales y corticoides. A las 5 horas, el paciente vuelve a consultar por persistir la clínica acompañandose de ptosis palpebral con diplopia horizontal unilateral derecha. Se administra antibioterapia, corticoides y analgesia intravenosa y se avisa a ORL de guardia ante la sospecha de sinusitis complicada. En TAC urgente se muestra ocupación total de celdillas etmoidales y seno maxilar derechos y nivel hidroaéreo frontal con ligera asimetría entre ambos senos venosos, con aparente falta de relleno en seno venoso ipsilateral sugiriendo junto con la clínica posible trombosis de seno cavernoso. Por todo ello se cursa ingreso en planta ORL donde el paciente se recupera favorablemente del cuadro con el tratamiento instaurado en urgencias.
Conclusiones
La rinosinusitis aguda se diagnostica por las manisfestaciones clínicas, siendo su etiología vírica en la mayoría de los casos y su curso autolimitado. No obstante, hay que tener presente la etiología bacteriana con sus posibles complicaciones graves manifiestas a través de síntomas neurológicos en los que una identificación rápida de los síntomas y el abordaje precoz mejora el pronóstico y la evolución del paciente.
Palabras Clave
Cavernous Sinus Thromboses

Autores de la comunicación

María del Carmen Rodríguez Chaves
Médico Residente 2o año de Medicina Familiar y Comunitaria. Centro de Salud Isla Chica. Huelva.

Miguel Albarrán Núñez
Médico de Familia. Hospital Juan Ramón Jiménez. Huelva.

Setefilla Borne Jerez
Médico de Familia. Hospital Juan Ramón Jiménez. Huelva.