Enfermedad de crohn y dolor de espalda

Ámbito del caso
Atención primaria, atención hospitalaria.
Motivos de consulta
Dolor de espalda y estreñimiento
Historia clínica
Anamnesis: Hombre, 22 años. Enfermedad de Crohn con afectación extensa y severa, quiescente en última revisión hace 2 meses. En tratamiento con Mesalazina y Azatioprina. Acude por dolor lumbar intenso de 2 meses junto a hinchazón abdominal. Hiporexia y pérdida de 8 kgs. Febrícula y en los últimos días fiebre de 39ºC. Tenesmo rectal y disuria. Exploración física: TA: 120/70, FC: 115, Tª: 37,1ºC. Buen estado general, normocoloreado. Tórax: normal. Abdomen: defendido, con dolor difuso y puñopercusión izquierda positiva. Pruebas complementarias: En analítica de sangre solo destaca PCR de 198, Rx de tórax y abdomen normales, sedimento de orina con leucocitos y sangre positivos y detritus y ecografía abdominal con brote severo de Crohn con afectación de ambos uréteres (ureterohidonefrosis) y fístula enterovesical. Tras este resultado, el paciente reconoce neumaturia y fecaluria. Enfoque familiar: sin interés. Juicio clínico: Brote de Enfermedad de Crohn con fístula enterovesical. Pielonefritis. Diagnostico diferencial: En este caso, más que un diagnóstico diferencial, había que descartar complicaciones como fístulas o abscesos intestinales. Evolución: Ingresa en Medicina interna. Se realiza TAC de abdomen, cistoscopia, urografía intravenosa y entero-resonancia, confirmando el diagnóstico de brote severo de su enfermedad, fístula enterovesical e interasas. Se instaura tratamiento con corticoides y antibióticos, con buena evolución y, al alta, tratamiento con biológicos (Adalimumab). A los dos meses ingresa por fiebre y dolor abdominal. Se realiza TAC de abdomen con empeoramiento y englobamiento de nuevo de uréteres. Se realiza traslado al Servicio de Cirugía de hospital de referencia para tratamiento quirúrgico.
Conclusiones
La fístula enterovesical en la enfermedad de Crohn, aunque rara, hay que tenerla presente como complicación de esta enfermedad. Los síntomas más comunes son neumaturia, polaquiuria, urgencia miccional, dolor suprapúbico, infecciones recurrentes del tracto urinario, fecaluria y hematuria. En nuestro caso, el paciente no refirió estos síntomas patognomónicos hasta un segundo momento, por no considerarlos de interés. A pesar del avance en el tratamiento médico, el tratamiento quirúrgico de las fístulas enterourinarias en la enfermedad de Crohn es seguro y efectivo, y parece ser de elección en esta entidad.
Palabras Clave
Crohn, enterourinary fistula, enterovesical fistula

Autores de la comunicación

Ana Pérez Ruiz
Médico Adjunto SCCU. Hospital comarcal de la Axarquia. Málaga

Rosa Ana Serrano Benavente
Médico Adjunto SCCU. Hospital comarcal de la Axarquia. Málaga

Póster