Lesion impetiginizada en mano. ¿hay algo más?

Ámbito del caso:
Atención Primaria y Hospitalaria Especializada.
Motivos de consulta:
Mujer de 36 años que acude a su Centro de Salud por lesión en 4º dedo mano derecha sin reconocer mecanismo lesional.
Historia clínica:
Antecedentes Personales: No alergias conocidas, no antecedentes personales conocidos. Anamnesis: Mujer de 36 años que acude a su Centro de salud por herida en dedo que evoluciona desfavorablemente. Asistida en varias ocasiones en Consulta y en Urgencias Extrahospitalarias, con varios ciclos de Antibióticos, tópicos como la Mupirocina y vía oral como Amoxicilina-Clavulánico, Ciprofloxacino con evolución tórpida. Tras la última asistencia se deriva a Dermatología para valoración y estudio. En consulta especializada, recordó otras lesiones que aparecieron al mismo tiempo en espalda y cuello aunque aquellas desaparecieron y no les dio más importancia. Exploración: TA 136-68mmHg. Tº 35,91. Eupneica en reposo. Lesión ulcerada en cara anterior del 4º dedo de mano derecha con signos de impetigización, con costra anaranjada en superficie, exudado seroso y base eritematosa con puntos de supuración. Pruebas complementarias: Analítica con Hemograma, reticulocitos y frotis en sangre periférica normal. Bioquímica básica, PCR y Ferritina N. Proteinograma N con Hipergammaglobulinemia Ig A. Rx mano derecha sin signos de osteomielitis. Enfoque familiar y comunitario: paciente sana, sin discapacidad, casada que vive con su marido e hijos. Juicio clínico: Úlcera impetiginizada. A descartar Pioderma Gangrenoso. Tratamiento y planes de actuación: derivada a Dermatología por evolución tórpida de úlcera impetiginizada y posterior valoración por Hematología por Hipergammaglobulinemia policlonal Ig A reactiva. Se trata con Prednisona 30mg 2 comp cada 24 horas con descenso progresivo y Fucidine tópico. Evolución: tras valoración por Dermatología, se confirma diagnóstico y la lesión evoluciona favorablemente con corticoides y tratamiento tópico. No obstante se deriva a Hematología por Hipergammaglobulinemia Ig A para descartar otras causas pero se descarta patología hematológica.
Conclusiones:
En las lesiones en general y en aquellas complicadas en particular, es muy importante hacer seguimiento estrecho si no mejoran, con una buena historia clínica, detallada, imprescindible para el diagnóstico definitivo.
Tres palabras claves extraídas del Medical Subject Headings (Mesh)
Pioderma gangrenoso, enfermedad de la piel, úlcera cutánea.

Autores de la comunicación

Francisco Miguel López Ocaña
Médico de Familia. Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias de Estepona. Estepona. Málaga.

Beatriz Ortiz Navarro
Médico de Familia. Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias de San Pedro. San Pedro de Alcántara. Málaga.

Nuria Gilsanz Aguilera
Médico de Familia. Centro de Salud Álora. Álora. Málaga.

Póster